Bitácora del Director Técnico – 27 de marzo de 2019

by | Ene 17, 2023 | 0 comments

Esta es una entrada en mi Diario del Director Técnico para la temporada 2018-19.

Capacitación

Tuvimos tres sesiones la semana pasada. Desafortunadamente, el entrenador en jefe del equipo no pudo asistir debido a una enfermedad. Así que estaba más involucrado que de costumbre. Hicimos el manejo habitual del balón y el desarrollo de habilidades. Sin embargo, nuestro enfoque principal fue trabajar en las opciones de alineación para el torneo del fin de semana. informé en el última entrada de registro nuestros problemas de jugador.

El jugador que se sometió a la cirugía obviamente todavía no estaba disponible. Como ya jugamos un evento completo sin ella, eso no fue un gran problema. Sin embargo, no teníamos uno de nuestros medios titulares para el primer día del próximo torneo. Al final usamos nuestra segunda cuerda del lado derecho en esa posición. También exploramos una alineación que pusiera a nuestro colocador frente a nuestro medio (colocado y bloqueado fuera del medio cuando estaba en la primera línea). Si bien estuvo totalmente bien en lo que respecta a la ofensiva y el bloqueo, no estábamos contentos con la complejidad adicional de la recepción y la defensa del servicio, al menos no a corto plazo.

Torneo

Jugamos en los campeonatos regionales de Palmetto el fin de semana pasado. Sí, es muy temprano para tenerlos. Algo que ver con un efecto cascada del Superbowl y su efecto en las fechas para el clasificatorio nacional de Big South en Atlanta. Es algo extraño, pero ahí lo tienes.

La estructura del torneo contó con tres divisiones finales: Open, Power y Club. Comenzó solo con Open y Power, pero el Club entró en juego a partir del Día 2 e incluyó a los que terminaron mal desde el Día 1. Había 46 equipos en total. Open comenzó con 24 equipos, pero cayó a 16 después del Día 1. Power comenzó con los 22 equipos restantes. Ocho equipos pasaron de Open a Power, pero luego 14 equipos se trasladaron a club, por lo que terminó como una división de 16 equipos.

Éramos el equipo cabeza de serie número 8 que ingresaba al torneo el viernes. Eso nos dio el sembrado #1 en nuestro grupo de apertura de 3 equipos. Los otros dos equipos eran el #9 y el #24. Jugamos este último primero. Los dos primeros se quedarían en Abierto y jugarían para las candidaturas de la Región a los Nacionales. El último equipo bajaría a Power.

Sentí que entrar en ese primer partido era uno que realmente necesitábamos ganar. Dado nuestro personal faltante, siempre era probable que fuera un desafío cuando jugamos contra el segundo, un equipo teóricamente muy cercano a nosotros cuando estábamos en plena fuerza. Otra preocupación para mí era que veníamos de jugar en Open en el clasificatorio nacional de Orlando. Eso significó una GRAN caída en el nivel competitivo, lo que puede crear una situación de tipo trampa en la que el equipo termina teniendo un rendimiento inferior debido a una menor intensidad, menos concentración, etc. Además de eso, tenemos un equipo que lucha para atacar agresivamente en un base consistente debido a los temores de cometer errores. Eso, más las cuestiones de personal, me tenían preocupado.

Resulta que tenía razón en estar preocupado. Perdimos el primer set 19-25. El segundo set fue una inversión de 25-19, por lo que las cosas estaban mejorando. Eso fue aún más cierto cuando subimos 8-3 en el tercero (al mejor de 3). Sin embargo, las ruedas se salieron y terminamos perdiendo 13-15. Luego perdimos el segundo partido también, así que bajamos a la división Power.

El sábado jugamos en un grupo de 3 equipos como segundo sembrado. No es por qué éramos el número 2, pero ahí lo tienes. El primer sembrado fue el equipo clasificado #17 en la Región, mientras que el tercer y cuarto sembrado fueron el #28 y #34 respectivamente. Tuvimos un set de 27-25 segundos en nuestro segundo partido, pero aparte de eso, ganamos los tres partidos de manera convincente. Eso no quiere decir que no continuamos siendo inconsistentes con nuestra agresión de ataque, pero no fuimos castigados por ello.

Como el mejor equipo en nuestro grupo del Día 2, ingresamos al grupo de oro de la división Power el domingo. Estuvimos junto a los otros tres primeros clasificados de la piscina en un grupo de 4 equipos. Nuestro primer partido fue contra el equipo clasificado #13 de la Región, mientras que fue #19 vs #20 en la otra semifinal.

El primer juego de nuestro semi fue definitivamente un desafío. La ofensiva fracasó y fallamos servicios que realmente no queríamos fallar. Conseguimos una victoria por 25-23, pero eso fue gracias a una larga carrera de servicio de un jugador que comenzó con una desventaja de 18-22. El equipo claramente sacó algo de confianza de esa victoria, ya que ganamos fácilmente el segundo set 25-17.

En la final jugamos el equipo #19. Ambos conjuntos fueron de ida y vuelta durante las primeras etapas, pero una vez que los puntajes cruzaron los dos dígitos, el otro equipo simplemente no pudo estar con nosotros. Cada uno terminó 25-18.

pensamientos y observaciones

En primer lugar, debo señalar que la central que se perdió el primer día del torneo definitivamente lo compensó cuando volvió a la alineación. Tuvo fácilmente su mejor torneo del año y fue una parte importante de nosotros para ganar la división Power, como lo hubiera predicho nuestra clasificación.

Colectivamente, hubo algunas mejoras claras en el juego del equipo. La recepción del servicio fue en general mejor de lo que hemos visto en eventos regionales anteriores. Este fue un enfoque de entrenamiento importante, así que es bueno verlo. La defensa también fue bastante buena, continuando con lo que observé en el torneo anterior.

Como señalé anteriormente, el ataque conservador sigue siendo un problema intermitente. Parte de esto proviene claramente de conexiones erróneas entre el colocador y el bateador, pero hay demasiadas situaciones en las que los bateadores tienen una buena oportunidad de hacer swing con poder pero no lo hacen por miedo.

El otro problema que tenemos son los errores de servicio. En cierto modo, se podría decir que tenemos demasiados, y es posible que los tengamos. Para mí, sin embargo, se trata más de el tiempo de ellos. Nos perdimos un montón cuando realmente necesitábamos meterlos.

Por último, me gusta el hecho de que hicimos el trabajo de manera bastante convincente en la final. Los jugadores pueden hacer carreras sin jugar una final. Sí, apuntamos más alto al ingresar al torneo. Sin embargo, hicimos lo que teníamos que hacer cuando se nos dio la oportunidad. Es algo sobre lo que podemos construir.

Desarrollo de la canalización

Debo señalar que dedicamos parte de nuestra práctica de los jueves la semana pasada a una sesión para niños de 3° a 5° grado. Fue la primera de una serie de sesiones semanales que haremos para ese grupo de edad. Vinieron ocho o nueve niños, y todos los jugadores de 15s ayudaron con la sesión, que estuvo a cargo de nuestro (futuro) entrenador de 12s. Los comentarios que recibimos fueron muy buenos.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximas Capacitaciones

Curso

Curso de Actualización en Newcom 2024

La Confederación Sudamericana de Voleibol, propone esta capacitación para consolidar el extraordinario crecimiento de la actividad en Sudamérica.Es por ello que ha convocado a los principales especialistas de la misma, para garantizar la calidad del curso y la llegada a todos los interesados de Sudamérica y otros países.Este curso tendrá la novedad que, además de la capacitación sobre aspectos técnicos, tácticos y de preparación física, incorpora la historia y desarrollo del Newcom, aportando iniciativas para continuar con su crecimiento en toda la región.
Primera Edición
Curso

Curso Oficial de Preparación Física en Vóleibol - FeVA

Con el objetivo de afianzar la profesionalización de todos los entrenadores, preparadores físicos y miembros de los equipos de vóleibol, la Federación del Vóleibol Argentino y G-SE, proponen un curso que brinda contenidos teóricos y prácticos que te certificarán en la preparación física del vóleibol para deportistas de todos los niveles evolutivos y de experiencia.El mismo será dictado por el Lic. Alejandro Bertorello, quien se desempeñó como Preparador Físico de la Selección Nacional Argentina en el equipo de Javier Weber y en el de Julio Velasco. Además, actualmente es el responsable de la preparación del Barcelona Vóleibol Femenino de España y de gran cantidad de jugadores de voleibol en forma individualEl curso está destinado a todos aquellos entrenadores jóvenes de Argentina y Latinoamérica que se estén desempeñando o quieren hacerlo con recursos actualizados. También para aquellos entrenadores con experiencia que no cuenten dentro de su equipo de trabajo con preparadores físicos y deban realizar ellos mismos la preparación física; e incluso para estudiantes o profesores de educación física que estén empezando a desempeñarse como preparadores físicos en este deporte.
89 Revisiones
4,90
Curso

Técnico de Voleibol Nivel Inicial de la Confederación Sudamericana de Voleibol

La Confederación Sudamericana de Voleibol reedita su certificación oficial como Técnico de Voleibol de Nivel Inicial, con el fin de certificar a entrenadores de habla hispana. Siguiendo los lineamientos de de la Federación Internacional de Voleibol, se ha instrumentado este primer nivel de curso de formación a distancia con el fin de otorgar herramientas que permitan ayudar al crecimiento de nuestro deporte. Siendo además el primer escalón de los cuatro niveles proyectados. A través de este curso se buscará el ordenamiento y la secuenciación de los contenidos propuestos, aumentando de esa manera la incorporación de las competencias buscadas, en un grado de igualdad para todos los países de la región. La capacitación tendrá 60 horas de cursado, más un mínimo de 20 horas adicionales de estudio personal.Por ello, los objetivos del programa son: 1. Lograr una correcta difusión de las cualidades del voleibol, como instrumento para la formación integral de la persona. Partiendo desde su primer acercamiento al mismo. 2. Establecer un marco de actividades correctamente planteadas, que permitan un fluido proceso de enseñanza-aprendizaje. 3. Lograr un espacio de capacitación, acorde a las nuevas necesidades educativas, modalidades y posibilidades de toda Sudamérica. 4. Establecer las bases que permitan un permanente interés, necesidad de información y mejoramiento de los entrenamientos de mini voleibol y voleibol formal. El alumno aprobado accederá a un Certificado Habilitante de Entrenador de Voleibol Nivel Inicial, válido para todo Sudamérica.*Los alumnos de Chile deberán acreditar ser técnicos de la Federación de Vóleibol de Chile para poder acceder al certificado de la CSV.
141 Revisiones
4,87