Más allá de maximizar los contactos de los jugadores

by | May 12, 2023 | 0 comments

Si le preguntas a los jugadores que entrené en Inglaterra, y a los entrenadores con los que trabajé en ese lapso, creo que tocar mucho el balón sería algo que señalarían como parte de mi estilo de entrenamiento. Al menos eso fue una parte importante de lo que traté de hacer. Sentado en la sesión de Jamie Morrisson del Clínica de entrenadores HP 2015sin embargo, me di cuenta de que debería haber estado pensando un poco más específicamente sobre cómo lo hice.

No se trata solo de cantidad

Jamie mencionó el término Leer-Planificar-Ejecutar (RPE) para describir la idea completa de lo que buscamos. Con eso se refería a tener al jugador leyendo la acción antes de que la pelota les llegue, tomar una decisión sobre cómo jugar la pelota (encontrar un solución), y luego ejecutar la habilidad requerida. Esto es algo que he tratado de hacer en gran medida. Sin embargo, aún no tenía desarrollada la terminología interna específica. Como resultado, probablemente fui menos eficiente al respecto de lo que podría haber sido.

Como entrenadores, podemos quedar atrapados fácilmente en la última parte de esa secuencia, la ejecución. Ese es el aspecto técnico de jugar voleibol, después de todo. Tengo entendido que el enfoque técnico realmente entró en el entrenamiento occidental en la década de 1960. Fue entonces cuando los equipos japoneses estaban en el apogeo de su protagonismo internacional. Los entrenadores en muchos lugares buscaron emular su fuerte enfoque de entrenamiento técnico. Eso no ha desaparecido en las décadas posteriores, aunque USA Volleyball (entre otros) en estos días tiene una visión mucho más unificada del desarrollo del jugador de voleibol: en términos generales, el juego enseña el juego.

Entrenamiento aleatorio vs. bloque

No voy a entrar en una discusión completa sobre el aprendizaje motor en esta publicación en particular. Es un gran tema por derecho propio. Sin embargo, hay un punto importante que destacar.

En la presentación de Jamie, mostró un par de gráficos que demuestran la diferencia de rendimiento de trabajar en un entrenamiento en bloque (repeticiones aisladas y controladas) versus un entrenamiento aleatorio (similar a un juego) manera. Ambos demostraron que, si bien el entrenamiento en bloque da como resultado una progresión consistentemente mejor en la ejecución de habilidades técnicas, cuando se trata de retención, transferencia, etc., el entrenamiento aleatorio es muy superior.

Este es uno de esos gráficos:

Observe cómo se ve inicialmente el entrenamiento de bloques para producir un mejor resultado de entrenamiento. Cuando se realizaron pruebas de transferencia a la aplicación (piense en pasar de ejercicios a un juego), el grupo de bloques mostró una fuerte caída en el rendimiento. Compare eso con el grupo aleatorio. No solo mantuvieron sus logros de entrenamiento, sino que también mejoraron aún más.

El punto no es que no debamos preocuparnos por la ejecución técnica. En su lugar, deberíamos hacerlo en un ambiente que obligue al atleta a realizar todos los aspectos de la destreza. Ahí es donde entra la idea de RPE.

¿Qué es un buen representante, en realidad?

Aquí hay un ejemplo.

Cuando se trabaja en el bateo, los entrenadores a veces lanzan la pelota para que los jugadores ataquen. Sin duda lo ven como una forma de darles a los jugadores muchas “buenas” repeticiones. Esto puede resultar en jugadores que son buenos para hacer buenos sets con tiempos fijos. Sin embargo, frena el crecimiento de los jugadores en términos de aprender a manejar diferentes tempos y ubicaciones establecidas. En otras palabras, el entrenador ha eliminado en gran medida los aspectos de lectura y planificación del RPE. Los jugadores solo están ejecutando.

Podemos encontrar ejemplos similares con casi cualquier otra habilidad. Piense en cualquier cosa que involucre a un jugador ejecutando una habilidad a partir de una pelota lanzada o controlada de otra manera muy predecible. Cuando eliminamos los elementos de lectura o de plan de lectura, en realidad obstaculizamos el desarrollo a largo plazo de nuestros jugadores.

Asegurarse de incluir los elementos de lectura y planificación

Todo esto significa que debemos ser conscientes de cómo estructuramos nuestros juegos y ejercicios para asegurarnos de que estamos obteniendo RPE completos para cualquier habilidad o táctica en la que queramos concentrarnos en ese momento. Esto generalmente requiere tener el contacto o la situación del juego antes incluida. Con eso me refiero a algo así como cuando se enfoca en colocar, incluir un pasador para que el colocador tenga que leer el movimiento y la posición del pasador en lugar de simplemente realizar un lanzamiento donde hay poca o ninguna lectura involucrada. O cuando se trabaja en ataque de balón libre, teniendo una situación inductora de balón libre al otro lado de la red.

Ahora, dicho esto, no queremos dejarnos llevar. En el ejemplo de configuración, podría fácilmente encontrarse pensando «También debería maximizar los RPE para mi pasador». Eso podría motivarte a poner algo aleatorio en la cadena antes del pase, lo que podría hacerte pensar en algo aleatorio antes de eso, y así hasta el punto de básicamente jugar y comenzar todo con un servicio. Definitivamente es valioso tener mucho juego en su práctica, pero el entrenamiento se trata de enfocarse en desarrollar un cierto aspecto del desarrollo de sus jugadores o su equipo. Como tal, debe restringir las cosas de manera que requieran la eliminación del elemento aleatorio en algún momento. La clave es identificar dónde debería estar.

La conclusión es que, en lugar de pensar en términos de maximizar los toques, como había estado haciendo, deberíamos pensar en términos de maximizar los RPE.

Traducido automáticamente
Publicación Original

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximas Capacitaciones

Curso

Curso de Actualización en Newcom 2024

La Confederación Sudamericana de Voleibol, propone esta capacitación para consolidar el extraordinario crecimiento de la actividad en Sudamérica.Es por ello que ha convocado a los principales especialistas de la misma, para garantizar la calidad del curso y la llegada a todos los interesados de Sudamérica y otros países.Este curso tendrá la novedad que, además de la capacitación sobre aspectos técnicos, tácticos y de preparación física, incorpora la historia y desarrollo del Newcom, aportando iniciativas para continuar con su crecimiento en toda la región.
Primera Edición
Curso

Técnico de Voleibol Nivel 2 de la Confederación Sudamericana de Voleibol

La Confederación Sudamericana de Voleibol presenta una nueva edición del Curso de Técnico de Voleibol Nivel 2, que profundiza la formación de los entrenadores de Sudamérica, a través de un programa que permitirá a los cursantes conocer las características, la utilización y el entrenamiento de los principales sistemas tácticos. Asimismo se desarrollarán los métodos de planificación, de entrenamiento, la estadística y seguimientos de los equipos de voleibol de las categorías superiores. Al finalizar el curso, el entrenador estará capacitado para conducir y dirigir a equipos juveniles y mayores. El curso abordará los principales sistemas de juego, sus complejos principales, características necesarias para las diferentes funciones, herramientas para su evaluación y desarrollo táctico al igual que su planificación y preparación físicaEl alumno aprobado accederá a un Certificado Habilitante de Entrenador de Voleibol Nivel 2, válido para todo Sudamérica.Para poder realizar el curso se deberá haber aprobado el Curso de Técnico de Voleibol Nivel Inicial de la Confederación Sudamericana de Voleibol, presentada en G-SE (voley.org). Quienes posean el primer nivel de capacitación dentro de su federación de origen. En caso de no haberlo realizado se obtendrá certificación de actualización y perfeccionamiento.
25 Revisiones
5,00
Curso

Curso Oficial de Preparación Física en Vóleibol - FeVA

Con el objetivo de afianzar la profesionalización de todos los entrenadores, preparadores físicos y miembros de los equipos de vóleibol, la Federación del Vóleibol Argentino y G-SE, proponen un curso que brinda contenidos teóricos y prácticos que te certificarán en la preparación física del vóleibol para deportistas de todos los niveles evolutivos y de experiencia.El mismo será dictado por el Lic. Alejandro Bertorello, quien se desempeñó como Preparador Físico de la Selección Nacional Argentina en el equipo de Javier Weber y en el de Julio Velasco. Además, actualmente es el responsable de la preparación del Barcelona Vóleibol Femenino de España y de gran cantidad de jugadores de voleibol en forma individualEl curso está destinado a todos aquellos entrenadores jóvenes de Argentina y Latinoamérica que se estén desempeñando o quieren hacerlo con recursos actualizados. También para aquellos entrenadores con experiencia que no cuenten dentro de su equipo de trabajo con preparadores físicos y deban realizar ellos mismos la preparación física; e incluso para estudiantes o profesores de educación física que estén empezando a desempeñarse como preparadores físicos en este deporte.
89 Revisiones
4,90